marzo 6, 20160

Sesiones de foto de moda: consejos de un profesional

Posted by:Fantasía Studio onmarzo 6, 2016

Con las fotos de moda, lo más sencillo es la propia sesión. Lo que puede salvar o hundir una buena sesión es la planificación y las destrezas productivas.

Mi carrera fotográfica empezó hace tres décadas, cuando estuve en Londres con 24 años y empecé a trabajar como asistente de un fotógrafo de moda. Los contactos que hice durante ese tiempo como asistente fueron claves para mi posterior desarrollo profesional. Cuando echo la vista atrás todo parece muy sencillo. En aquellos momentos realmente podías ganarte la vida editando hasta que no estuvieras listo para sacar tu porfolio por la ciudad. Parecía que a tu alrededor había mucho trabajo.

Fashion_tips_0Sin embargo, al poco tiempo comprendí que para labrarme una carrera exitosa como fotógrafa en el ámbito de la moda y la belleza hace falta mucho más que conocer técnicamente la cámara. Como ocurre en cualquier especialización, todo se centra en dos aspectos: dominio de las destrezas fotográficas y un conocimiento profundo de tu campo. En este artículo pretendo compartir mi experiencia y consejos para llevar a cabo una sesión de fotos de moda con éxito.

Disparar es lo más sencillo…

A algunos fotógrafos no les gusta reconocerlo, pero es así. A tu alrededor hay multitud de fotógrafos de moda ambiciosos y todos ellos pueden sacar fotos. El problema que tienen la mayoría de ellos es que, por más que desean fotografiar a modelos atractivas, no tienen una empatía real ni una comprensión de sus modelos. O no disponen de conocimientos especializados en el ámbito de la moda y la belleza.

Realizar una sesión de fotos para la industria de la moda y la belleza conlleva tener que elegir peluquero, estilista y maquillador. Ellos son los que te podrán ayudar a recrear la visión del producto que tiene el cliente. 

Si tienes pensado ganarte la vida como fotógrafo de moda, vas a necesitar una corte. Y para convencer a esta corte vas a tener que demostrar que tus fotos gustan al público objetivo, que en su mayoría van a ser mujeres. Esta es la diferencia clave entre un fotógrafo de moda y una sesión de estilo glamour/boudoir que está dirigida a un público masculino.

Especializarme en la fotografía del cabello fue una decisión personal. Durante muchos años tuve la enorme fortuna de trabajar con los nombres más ilustres del negocio de la peluquería y aprendí a valorar a conciencia quién funciona delante de una cámara y quién no. Esta experiencia me permitió dirigir a peluqueros durante las sesiones de fotos y sugerirles cómo crear los mejores estilos posibles. También sé cómo elegir maquillador y estilista y formar un grupo creativo. Este es un paso importante para coordinar una buena sesión de fotos. Y, naturalmente, la propia sesión de fotos que vais a producir al final, pero eso es lo más sencillo.

Fashion_tips_10
La mayoría de la gente piensa que la esencia de la fotografía de moda radica exclusivamente en recepciones extrañas y en trabajar con modelos glamurosas. Por supuesto, esto es importante, pero, como ocurre en cualquier disciplina profesional, una buena foto debe estar basada en fundamentos sólidos. Es decir, en el conocimiento sobre cómo hacer una sesión en estudio o, al menos, encontrar a alguien que entienda del asunto para que la haga por ti.

Preparativos de una sesión

No importa cuánto talento tenga el fotógrafo, los preparativos son el momento clave para asegurarte de que la sesión irá como la seda y el cliente se irá satisfecho con el resultado. Y todo eso empieza mucho antes del propio día de la sesión.

El primer paso consiste en la selección de las modelos. A menudo lo hago mediante un casting específico para cada sesión. El objetivo principal es elegir a la modelo o modelos adecuadas, pero también es útil pasar algo de tiempo con el cliente. Antes de la reunión, naturalmente, me familiarizo con las instrucciones que ha dado el cliente y presto atención a su idea del aspecto que deberán presentar las imágenes finales. No obstante, el casting de modelos a menudo se revela como la mejor posibilidad de garantizar que el cliente y tú veis y comprendéis de la misma manera los objetivos creativos.

Fashion_tips_13
Esta también es una buena oportunidad para conocer al cliente y entender la dinámica de su equipo. Por ejemplo, podrás ver que aunque el propietario de un negocio gestiona el dinero, en realidad es alguien por debajo de él en la jerarquía quien elige el tono cuando llega el momento de tomar las decisiones creativas. Estas cosas es mejor saberlas de antemano.

En un casting de modelos podrás conocer en persona a las modelos potenciales, pero también te permitirá conocer mejor al cliente y hablar con él del inminente trabajo.

Un casting de modelos exitoso no ocurre por sí solo. Mi regla principal es que nunca hay que elegir muy temprano. No sé si es verdad lo de que las modelos no se levantan de la cama por menos de 10 000$, pero para un casting de modelos (en el que las posibilidades de recibir un trabajo son muy pequeñas para todas las modelos) parece que la mayoría prefiere que se celebre después de comer. Por ello, yo siempre elijo este horario para los castings.

Independientemente de la hora a la que les digo a las modelos que vengan, el cliente deberá llegar una hora antes. Esto me permitirá mantener una primera conversación con él y estar listo para recibir a las modelos, que pueden llegar antes de la hora prevista. La clave es mantener el ritmo de movimiento. No puedes controlar realmente cuándo llegará cada modelo, más allá de lo estricto que hayas sido al fijar el horario para ellas. Todo lo que puedes hacer es asegurarte de que la entrevista de cada una de ellas sea lo más rápida posible para evitar que se forme una larga cola.

Siempre instruyo a los clientes en dedicar el menor tiempo posible a revisar el porfolio de las modelos que no se ajustan a las exigencias. Eso permite que el casting fluya y evita saltarse una reunión con alguna modelo más conveniente. Si una modelo experimentada, aprovechando la convocatoria, viene al casting y ve una cola larga que avanza despacio, no esperará y se irá al siguiente casting.

Fashion_tips_7Con la cámara conectada al portátil, registro a todas las modelos que han venido al estudio y mi asistente añade sus nombres y los detalles de la agencia a la firma electrónica. Me sirvo de estas fotos más tarde, cuando decido a qué modelo (o modelos) invitar.

Antes siempre hacía unas pruebas de cada modelo con la Polaroid. Ahora, por supuesto, se ha vuelto más sencillo hacer simplemente fotos digitales. Las modelos deben venir sin maquillaje o con uno muy sutil, lo que facilita la elección al revisar las fotos. Las tarjetas de visita de las modelos, que ellas mismas dejan, son muy sugerentes, por supuesto. Pero los clientes, al igual que yo, consideran que comparar las fotos tomadas el día del casting es más sencillo.

El tiempo (de la modelo) es dinero

La organización del horario para una sesión de fotos en el estudio se ha convertido en mi estado natural. Necesitas que una gran parte del equipo llegue por la mañana en el mismo momento. Y lo que es más importante, que las modelos lleguen en orden durante el día de trabajo. Al fin y al cabo es la única forma de pagar solo la cantidad de horas que realmente precisa cada una de ellas. No sé qué ocurre en otros países, pero aquí en Londres los retrasos de las modelos son un problema continuo y las agencias de modelos no ayudan en ello. Parece que apoyan la postura de “cara —gano yo—, cruz —pierdes tú—” cuando se trata de sus asuntos.

Los objetivos con un ángulo demasiado amplio se pueden utilizar para conseguir efectos interesantes al fotografiar a la gente.

Si los retrasos de las modelos suponen un problema, se supone que es el fotógrafo quien debe compensar los gastos. Si la modelo se ve obligada a trabajar por menos de lo acordado debido a su retraso, ellas consideran que les debemos pagar el proceso. A menudo discuto por este asunto con las agencias. Para protegerse, lo mejor es empezar con una modelo experimentada. Es más probable que ellas sepan cómo llegar al estudio a tiempo. Y lo que es más importante, pueden ayudar a comenzar bien el día de fotos. Si trabajas con un nuevo cliente o si el trabajo le va a costar una cantidad de dinero importante, el inicio de la jornada puede estar plagado de nervios. Lo último que queremos en esa situación es comenzar con una modelo que tiene poca experiencia y, en consecuencia, se percata de que no sabe cómo empezar correctamente la sesión.

En cuanto le puedas enseñar una buena foto a tu cliente en el ordenador, sentirás cómo la presión se alivia y la sesión discurre de forma mucho más relajada. Las ideas generadas en los primeros sets de fotos se pueden utilizar también para inspirar a las modelos a las que vas a fotografiar después.

Cuando llega el momento de plantar a la modelo delante de la cámara, todos los elementos del rompecabezas deben encajar. El trabajo del fotógrafo consiste en no meter la pata ni echar a perder todo esto con una mala iluminación o irritando a la modelo.

Fashion_tips_4A veces una configuración compleja de la iluminación es necesaria para crear una imagen especial. Pero en tal caso existen limitaciones y consecuencias que hay que considerar cuidadosamente. Esta imagen apareció en la cubierta de un libro que escribí sobre Adobe Photoshop Lightroom 3.

En serio, la parte en la que haces las fotos no tiene por qué ser tan complicada. Si esta tarea se ha vuelto difícil de realizar, probablemente se deba a que no completaste de la mejor manera los pasos anteriores. Y va a dar igual lo que intentes hacer con la luz (o con Photoshop), nada mejorará especialmente la situación.

Hazlo más simple y, si no puedes, no pierdas el control

Uno de los errores clásicos que observo es cuando los fotógrafos se ponen demasiado entusiastas, intentando ser lo más técnicos posible con la iluminación. Cuando una modelo está completamente preparada para la sesión, tú no siempre tienes mucho tiempo antes de que el peinado comience a deshacerse o el maquillaje pierda su frescura. Es tremendamente importante que de antemano hayas probado la luz y controlado todos los detalles técnicos. Es terriblemente desagradable para todos los participantes en la sesión cuando no funciona la luz del estudio o su balance no es el adecuado. Yo mismo soy conocida por trabajar con ajustes lumínicos complejos (leed más abajo), pero, al tener experiencia, me puedo permitir trabajar en condiciones más difíciles siempre que sepa cómo mantener todo bajo control y reaccionar con rapidez.

A veces me gusta usar ajustes de iluminación complejos que limitan notablemente el trabajo y con los que muchas cosas pueden salir mal. Pero siempre pruebo a conciencia los ajustes antes de la sesión para que mis astucias con la luz no retrasen la sesión. Estos ajustes fueron los que utilicé para hacer las fotos que vas a ver aquí abajo.

Da igual lo bien que te hayas preparado, a veces hay cosas que no puedes controlar y que te hacen pasar días que olvidarías encantado. Recuerdo a un maquillador que me llevó a un lugar en Docklands. Disponía de un gran presupuesto y decidí elegir a alguien famoso en lugar de a uno de mis maquilladores habituales de confianza. Por alguna razón, él decidió precisamente ese día dejar la industria de la moda para siempre. Qué se le va a hacer, yo mismo fui tonto.

Marca el ritmo

Fotografiar a una modelo te puede recordar a un formulario de inscripción. La mayoría de las modelos tienen un repertorio de movimientos y poses que les gusta utilizar (y un buen fotógrafo les puede enseñar también algunos nuevos). En una típica sesión la modelo puede adoptar su pose para la foto y, tras escuchar el ruido del disparo, pasar a la siguiente pose. Intenta marcar rápido un ritmo y asegúrate de que sigues a la modelo.

Como ya he comentado antes, fotografiar a modelos puede ser parecido a unas fotos de presentación y como fotógrafo tienes que estar listo para capturar cada pose que la modelo te ofrece. Para ello es importante asegurarse de que el equipamiento funciona correctamente y estar atentos a la modelo, demostrando que eres capaz de reaccionar con rapidez ante todo lo que ocurre delante de la cámara. 

A veces se te puede pedir que ralentices el proceso, pero estoy segura de que es muy útil mantener un ritmo sincronizado de comunicación (verbal o de otro tipo) entre tú la modelo. Esto no solo está relacionado con la industria de la moda, por supuesto. Esta regla se aplica también para las sesiones de retratos.

Menos es más. Sí, más

Fashion_tips_12
Un error muy extendido es el que dice que al trabajar en estudio los ajustes lumínicos son tan complicados que la sesión se sobrecarga. Si plantas a tu modelo delante de un montón de focos y le dices que no se puede mover hacia ningún lado, resulta bastante sencillo matar la más mínima muestra de espontaneidad. Además, si tu modelo te puede ofrecer una pose muy buena, no vas a ser capar de fotografiarla o no vas a estar preparado para ello. El momento se desperdiciará y la sesión sufrirá.

Si no quieres complicarte la vida, sigue el principio KISS (keep it short and simple — «hazlo de forma breve y sencilla») y mantén unos ajustes de luz tan sencillos como sea posible. Esta es la típica configuración de luz que he usado multitud de veces. El foco principal va del softbox a una plataforma de extensión y un pequeño reflector integrado situado encima para reflejar la luz.

Con estos ajustes, un equipamiento mínimo ofrece una luz espléndida tanto para moda como para retratos. También es interesante en este caso el hecho de que el efecto de la luz cambiará en función del movimiento —tuyo y de la modelo— de modo que puedes conseguir en poco tiempo muchos ajustes de iluminación en una sola sesión.

Fundamentalmente prefiero ajustar una luz sencilla y flexible para que la modelo tenga espacio para moverse. Lo ideal es contar con un asistente que pueda modificar la luz a lo largo de la sesión, pero incluso en ese caso yo continuo sacando fotos, por más que sienta que la iluminación podría estar un poco perdida. Al actuar de este modo, mantengo el ritmo y… sí, ¡siempre puedes iluminar la imagen en Photoshop!

Una iluminación sencilla puede minimizar de forma notable la cantidad de cosas que no salen bien durante la sesión.

Otra ventaja es que la modelo no siente la incomodidad producida por un exceso de focos, puede ver al fotógrafo, hablar con él y moverse libremente de la forma que a ella le gusta.    

El proceso para una sesión de fotos de moda puede ser estresante durante los preparativos, pero una buena sesión te deberá dejar como balance una sensación de satisfacción por el trabajo realizado. Es poco probable que quieras sobrecargarte con momentos innecesarios y distracciones el día del propio rodaje. De ahí viene la necesidad de prepararse completamente de antemano. Incluso si lo has hecho, suelen ocurrir cosas que te pueden asediar (por más que la sesión de fotos pareciera un éxito rotundo).

Un asistente puede ayudar mucho en este caso. Serán un par de ojos y oídos extra para ti, se dará cuenta de la hora de llegada de la modelo y del final de la sesión y se fijará en si los clientes están satisfechos y no surgen problemas tras los focos. Los detalles siempre significan algo, incluidas cosas como si a todos se les ofrece algo de beber y nadie siente que recibe poca atención.

Conseguir el visto bueno del cliente

En los tiempos del carrete, los clientes tenían que esperar uno o dos días antes de poder ver los resultados. Hoy en día se pueden ver las imágenes automáticamente, lo que, naturalmente, hace nuestra vida más sencilla y los clientes pueden estar seguros el día de la sesión de que han conseguido exactamente el resultado que ellos buscaban.

Fashion_tips_14
En el momento adecuado de la sesión puedes decidir mostrar las fotos copiadas en el ordenador a todos los interesados. Para un fotógrafo es importante determinar cuándo ha llegado el mejor momento. Las pausas continuas para mirar las fotos son una distracción. En general, me gusta que miremos las fotos todos juntos ya que puede animar a las modelos y a todos lo que ese día toman parte en el proceso. 

Algunos clientes prefieren que imprima fotos de control de las primeras capturas realizadas. Crear una galería online o un DVD con fotos es una opción magnífica, pero para algunos es mucho más sencillo trabajar con fotos impresas en papel de fotografía como se solía hacer antiguamente. Yo soy una firme defensora de que los servicios digitales se deben pagar aparte. Junto con las posibilidades de la fotografía digital viene la responsabilidad de conservar los archivos y una copia de seguridad. De ahí que me parezca razonable pagar un suplemento.

Sé que para algunos fotógrafos resulta difícil convencer a sus clientes de ello. Pero todos los clientes con los que trabajo lo han aceptado como un gasto necesario. También es importante no colocar a otros fotógrafos profesionales en una situación delicada si decides no cobrar por los servicios digitales.

Las hojas de contacto se pueden imprimir fácilmente durante la sesión para que los clientes se las lleven a casa al final del día. 

Llegando a la conclusión

A fin de cuentas, cualquiera puede hacer fotos a una chica guapa (o a un chico). Pero si has decidido hacer de esto tu profesión, la diferencia esencial reside en la búsqueda de clientes dispuestos a pagarte por este privilegio. Debo reconocer que, comparado con mis comienzos, ahora es mucho más complicado llegar a ser alguien trabajando como fotógrafo de moda.

Fashion_tips_15
Los derechos de los fotógrafos han sufrido un desgaste notable en los últimos años y los gastos editoriales en la industria de la moda apenas han aumentado si se compara con su nivel hace 25 años. No obstante, a pesar de todo, hay multitud de fotógrafos jóvenes y talentosos que han conseguido asentarse en el negocio y tener una carrera digna, recibiendo atención tanto por las fotos realizadas como por el desarrollo de su talento fotográfico. Los respeto enormemente.

Autor: Martin Evening, reconocido con el premio al fotógrafo de moda y publicidad. Trabaja en Londres, Inglaterra. Asimismo, es un conocido autor de publicaciones divulgativas como Adobe Photoshop Lightroom 4 y Adobe Photoshop CS6 para fotógrafos.

Fuente: dpreview.com  y fototips.ru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *